Domingo , 21 octubre 2018
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
Un paseo por Madeira (uma caminhada na Madeira)

Un paseo por Madeira (uma caminhada na Madeira)

¡Hola, aventureros!

¡Qué rápido se va el tiempo cuando uno es feliz! Desde que llegué a Madeira, hace dos semanas, no he dejado de asombrarme con todos los rincones y detalles de esta pequeña joya perdida en el océano. Tan salvaje y tan colorida, tan viva y pacífica… así es ella. Al observar sus paisajes, cualquiera puede encontrar fácilmente muchas similitudes con nuestras Islas Canarias: la abrupta orografía, el monte verde inmerso en las nubes, los pueblos de casa blancas subiendo por las laderas entre bancales, el azul inmenso del cielo y del Atlántico, que rompe con fuerza contra la costa…

DSCF8613

En este poco tiempo, he conocido tantas cosas, lugares, personas, e historias, que si el viaje terminase hoy, ya habría valido la pena. Hay tanto que contar sobre este fantástico rincón del planeta que me resulta difícil escoger, por eso, cada semana dedicaré uno de mis relatos a describir la vida en Madeira: sus paisajes, sus costumbres y sus gentes. Para empezar, y como no podría ser de otra forma, os invito a dar un paseo por la geografía maderense. Disfrutad del viaje!

Madeira, (del portugués madeira: madera) es la mayor de las cinco islas que foportugal-madeira-mapa-islarman el archipiélago del mismo nombre, junto a Porto Santo, las Ilhas Desertas y las Selvagems. En conjunto forman la Região Autónoma da Madeira, región autónoma portuguesa situada a unos de 660 km de Tenerife y 860 km de Lisboa. La isla de Madeira  cuenta con una superficie de 741 km²; tiene 57 km de largo y un ancho máximo de 22 km. De origen volcánico, surgió hace unos 5 millones de años, y está formada por un macizo montañoso que desciende abruptamente al mar desde los 1862 metros de altitud del Pico Ruivo, su punto más alto.

Su clima es muy parecido al de Canarias, condicionado por la posición geográfica y su topografía montañosa. Presenta inviernos muy suaves y lluviosos junto a veranos secos y cálidos, con escasa oscilación térmica diaria propia de las zonas subtropicales, dando lugar al predominio de temperaturas suaves durante todo el año (entre 18 y 24ºC), con una humedad atmosférica del 70%,  y 600 mm de precipitación media anual (lo mismo que llueve en La Laguna), algo más concentrada en los meses de diciembre a enero. El agua en Madeira es además un elemento clave del paisaje y de la cultura, y siempre está presente y a la vista, corriendo permanentemente por las ribeiras (barrancos o ríos) y las levadas (antigua red de acequias que recorren toda la isla), en cualquier estación del año. Debido a sus peculiaridades geográficas (insularidad, orografía, clima), el potencial biológico de Madeira es muy elevado. En ella podemos encontrar restos del primitivo bosque húmedo y muy denso de Laurisilva, común a toda la Macaronesia, que cubría casi totalmente la isla antes de que los colonizadores lo incendiasen para establecer granjas y cultivos. Además, cuenta con multitud de endemismos en fauna y flora, como la Sorveira (Sorbus maderensis), arbusto exclusivo de un enclave de la isla, o el Pombo Trocaz (Columba trocaz), paloma de color turquesa muy parecida a la paloma Turqué de la laurisilva Canaria.

levada_laurisilva

La población de Madeira en 2011 era de 262.302 habitantes (INE), de los cuales 111.892 (un 42.6%) residían en la capital. Esto coloca a Funchal como uno de los municipios con mayor densidad de Portugal (1363 hab/ km²), frente a los 295 hab/ km² de la isla en conjunto.En cuanto a su historia, las islas del archipiélago maderense eran ya conocidas antes de la llegada de los portugueses en el año 1.418, comenzando posteriormente su colonización en 1.425, habida cuenta de su importancia estratégica y su potencial económico. Desde la colonización portuguesa, la primera actividad económica importante fue la producción de cereales para la exportación, siendo sustituida más tarde por la caña de azúcar y posteriormente por el vino, que desde el siglo XVII es el producto agrícola más importante en la isla. En la actualidad, la principal actividad económica es el turismo –cómo no-, al cual se dedica el 75% de la población activa, frente a un 24% ocupado en la industria, y tan sólo un 1% en el sector primario.

DSCF8547

Madeira cuenta con un aeropuerto internacional que recibe de media 10 vuelos diarios (aumentan en verano), así como con un puerto comercial y de pasajeros donde atracan unos 4  o 5 cruceros por semana. La isla de Porto Santo está también comunicadAeropuertoa con Madeira y con el continente también por aire y mar.En cuanto al transporte interno, la actual red de carreteras comunica la isla de norte a sur y del centro a la periferia a través de varios túneles de reciente construcción. El transporte público es relativamente eficiente, con varias compañías de autobuses que comunican toda la isla, si bien los propios buses, los horarios, el precio, y el tiempo de viaje dejan bastante que desear. Existen además varios teleféricos repartidos por la isla que permiten acceder a playas recónditas o miradores elevados. También hay personas que alquilan su coche por días a los turistas por un precio muy razonable –entre 15 y 30 euros-, aunque la gasolina es muy cara (1.70 €/litro).

La comida de la región es rica y variada, mezcla de productos y tradiciones del continebolodenadante con sabores tropicales y de más allá de los mares. Muy tradicionales son los platos de pescado – atún, espada, pulpo-, junto a la espetada – unas estacas de carne de cochino a la brasa-, o el prego – un bocadillo de bistec de ternera servido en el tradicional pão do caco o bolo do caco, y de postre, el increíblemente delicioso pastel de nata. En el supermercado, que es algo más caro que en Canarias, puedes encontrar además de las cosas de siempre, frutas tropicales, quesos regionales, vino y carne del país. Una bebida muy típica, la poncha, está preparada con zumo de naranja y limón, miel, y aguardiente de caña de azúcar, y es muy popular entre la gente de aquí, casi como la bebida nacional por excelencia.

ponchas

Por último, unas pinceladas sobre Funchal, donde trabajo y vivo. Es una ciudad preciosa llena de colores y de vida. Salpicando las laderas del centro de la vertiente sur de la isla, y surcada por varias riberas que bajan el agua desde la cumbre, es el centro neurálgico por excelencia, y donde se concentra la mayor parte de la actividad y el movimiento de la isla. Sus calles estrechas y empinadas, de trazado irregular, están empedradas de adoquines  coloridos, y flanqueadas por casas de estilo colonial  junto a edificios e iglesias de arquitectura tradicional portuguesa. En ellas se mezclan turistas ingleses con los habitantes de la ciudad que hacen su vida cotidiana: trabajar, ir al mercado, tomar un garoto (cortado) en los pequeños bares, o simplemente pasear y conversar con los vecinos en la calle. El casco antiguo, antaño zona de marineros, alcohol y burdeles, fue remodelado hace pocos años, y ahora es un lugar precioso con calles pequeñas y antiguas donde se puede degustar la cocina maderense al son de un violín o de un fado. No obstante, la zona conserva ciertos vestigios de su pasado, que aún pueden adivinarse  en las fachadas ruinosas de muchas casas, y en el aspecto de algunos personajes que han sobrevivido al paso del tiempo y siguen deambulando por ahí.

Madeira

Hay tantas cosas que decir, que me las guardo para futuras publicaciones. Me gustaría dedicar uno de los próximos artículos especialmente a Funchal, pues me ha robado el corazón. Hasta entonces, sigo adelante con mi voluntariado en Madeira, colaborando en el estudio y protección de las aves, y tratando de dar con algunas claves que sirvan para mejorar la empleabilidad de los jóvenes europeos desde aquí.
¡Sigan conectados con Island Shake!

Saudações, até ja!

Comments

comments

Acerca de marcel

Soy un isleño de 27 años, natural de la isla de La Gomera. Tengo una licenciatura en geografía por la Universidad de La Laguna, y máster en Teledetección y Sistemas de Información Geográfica por la Universitat Auónoma de Barcelona. Mis intereses son el surf y la naturaleza, y me encanta la buena comida y el cine.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top