Lunes , 18 diciembre 2017
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
SVE en Politistiko Ergastiri

SVE en Politistiko Ergastiri

 

Politistiko Ergastiri Agion Omologiton

Politistiko Ergastiri Agion Omologiton

Fue ayer cuando entré por primera vez en esta casa, una mansión de 1902  ubicada en un barrio muy acogedor y tranquilo de Nicosia, es el cuerpo que aloja la vida del “Centro Cultural Politistiko Ergastiri”, pero un cuerpo no es nada sin su alma.  Nada más llegar me inundó la sensación de estar en  una gran familia, era Viernes y todos bailaban  danzas tradicionales Griego-Chipriotas, no dudé un segundo en  unirme a ellos para comenzar la aventura,  fue el mejor recibimiento, conocerlos  en torno a sus pasiones,   la danza, la que originó este proyecto hace ya más 10 años.

 

Traditional Dance

Traditional Dance

 

Traditional Dance

Traditional Dance

 

Desde el primer día, mi mentora Eleni  se ha preocupado por mi bienestar,  fue a recogerme a la estación de guaguas y me recibió con una gran sonrisa y un fuerte abrazo.  Ha sido muy bonito tener a una persona tan dada y amable como mentora, a ella es a quien  le comunicaba  todas mis sensaciones,  las buenas y las malas, y ello me facilitó muchísimo la integración en el Centro Cultural. Pero no sólo ella, he sentido ese apoyo  de todo el equipo de personas que giran entorno al Politistiko Ergastiri y  estoy muy agradecido de tener a toda esta familia arropándome para  que esta experiencia sea  inolvidable.  Recuerdo que llamé a mi Mamá las primeras semanas, y le dije:” Mami, tranquila, que aunque adaptarse siempre es durillo, siento que estoy entre una gran familia de personas maravillosas”.  Lo sentí desde que llegué y lo reafirmo ahora, cuado enfoco el final del voluntariado.

Eleni Nicolau and Nauzet

Eleni Nicolau and Nauzet

Primer Mes: “INTEGRARSE”
Las primeras semanas de un voluntario siempre se basan en la adaptación al nuevo entorno, consisten en conocer la vida del centro cultural, ver como se mueve cada día, conocer a los otros voluntarios y sus tareas e ir entendiendo y comprendiendo como se hacen las cosas aquí. Este proceso demanda dos o tres semanas, a lo sumo un mes, entonces empiezas a sentirte cómodo en el entorno y preparado para a actuar y ser partícipe en las actividades del proyecto.
Poco a poco te van explicando las tareas en las que estarás involucrado, de qué manera y con quién, por otro lado también vas conociendo las reglas de convivencia, el uso de los espacios, la limpieza, el orden,…
El idioma, el griego, también requiere calma desde el principio aunque el inglés es el vehículo comunitario. Lo normal es que los voluntarios que trabajan en el centro asistan a clases durante todo el año, pero en mi caso fue diferente porque llegué en abril y no podía incorporarme al curso de griego. Tengo una profesora particular, Marianna, que viene al centro dos veces en semana, sabe algo de español así que aprovecho y le hago practicar a ella también. Como el idioma es bastante difícil hemos orientado la enseñanza a practicar expresiones útiles, el resultado ha sido muy bueno tras estos meses, he aprendido muchas expresiones para desenvolverme en conversaciones básicas y todos están asombrados con mi acento Chipriota.

LAS TAREAS DEL SVE
Los primeros meses no fue nada fácil compaginar los dos proyectos que se fusionan en mi voluntariado. Investigar, entrevistar, documentar, redactar, traducir y publicar dos artículos semanales me absorbía todo el tiempo, la gente me preguntaba si era periodista, y es que vivía en la biblioteca delante del ordenador, tenía que invertir incluso mis días libres y al tiempo me dí cuenta de que necesitaba estar más cerca de la vida del centro, de la vida en Chipre y de su gente, en lugar de pasar tantas horas aislado delante del ordenador. Coincidía que entrábamos en los dos meses más intensos del año para el centro cultural, Junio y Julio estaban colmados de actividades que demandaban mis habilidades, así que dediqué casi todo mi tiempo a ello, era necesario. “El Día de la Vecindad”, “La Semana Europea de la Juventud”, “ La Escuela de Verano”, “Hilos y Cadenas” (Performance), “Vibes of Life Youth Exchange”, … y otras muchas actividades, talleres y shows, que han hecho muy ajetreado e interesante mi proyecto de voluntariado aquí en Chipre, además, porque he tenido la suerte de compartir estas experiencias con personas maravillosas.
Pero no acaban aquí las tareas de un voluntario, añadamos a la lista tareas de limpieza, jardinería, carpintería, de pintor, de equipo de mudanzas, de camarero, de fotógrafo, … ¡un voluntario ha de estar preparado para todo!

Raul y Nau

Raul y Nau

AL FINAL ERES TÚ.
Ahora ya casi estoy ante el final, satisfecho de haber dado toda mi energía y de haber sabido cambiar la dirección de las cosas cuando vi que no estaban yendo “bien“, “bien” significa sentirme útil y aportar todo lo que soy capaz y no menos. Sentía que recibía muchísimo más de mi entorno de lo que yo le estaba aportando, y eso fue lo que me hizo reaccionar. Cierto es que se dieron las condiciones, casi sin querer iban apareciendo más y más posibilidades, y yo no dudaba en afrontarlas: animador de niños, profesor de salsa, profesor de danza contemporánea, talleres y actuaciones con malabares, con fuego… me daban cancha, y yo utilizaba hasta las esquinas, asumes el riesgo y pones toda tu energía en ello… ¡Esa es la adrenalina que a muchos nos engancha a afrontar nuevos retos!

Summer School

Summer School

Un voluntariado te ofrece infinidad de posibilidades, hay que estar dispuesto y abierto, decidido a empujar y a afrontar desafíos, hay que saber hablar y dedicar tiempo a reflexionar… es entonces cuando un voluntariado llega a convertirse en una experiencia enriquecedora e inolvidable, donde creces, en valores, en experiencia, en amigos …¡en vida!

Si tienes la oportunidad ¡Hazlo!

 

 

Comments

comments

Acerca de Nauzet

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top