Martes , 24 octubre 2017
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
! PUNTO DE CONTROL ¡  Toca revisar lo vivido hasta el momento…

! PUNTO DE CONTROL ¡ Toca revisar lo vivido hasta el momento…

Tras haber cruzado el ecuador de mi estancia en Islandia como SVE, es momento de analizar lo vivido, comprobar cuanto había de cierto en mis expectativas y cuanto he aprendido hasta el momento para así afrontar desde la mejor posición posible el resto de mi experiencia como voluntario europeo.

Antes de tomar el vuelo  que me trajo a Islandia, me imaginaba un destino frío, tanto climatológica como socialmente. Una organización de acogida joven y dinámica, y un proyecto que en gran medida estaría hecho a mi mano. Desde que me bajé de aquel avión mis expectativas se cumplieron,  un frío que pelaba y un diplomático apretón de manos como presentación. Pero con el paso del tiempo, la nieve retrocedió y el verano apareció sin hacer ruido… nada que ver con ese maravilloso clima subtropical de las Canarias al que uno está acostumbrado, aun así con la adaptación y el trascurrir de los días el verano se ha convertido en una más que aceptable  estación a unos 13 grados de media. Aunque ahora parezca normal, las horas de sol no han dejar de ser un hecho curioso, con días prácticamente llenos de luz durante las 24 horas, en el mes de junio. Al tiempo que he vivido esta evolución, algo muy parecido pasaba con la propia sociedad islandesa. El salto cultural es bastante alto, y para una persona especialmente sociable como lo soy yo, el contraste fue aún mayor, pero poco a poco, conociendo más personas de este lugar y compartiendo más tiempo con ellos, me he dado cuenta de que no son fríos, solo tardan en entrar en confianza… si respetas su cultura, su lengua y aprecias las virtudes de esta isla, la hospitalidad y el trato amigable puede ser infinito. No obstante, si te das un paseo por el centro un sábado por la noche, probablemente encuentres mucha gente con la que entra  en confianza rápido sin necesidad casi ni de hablar… Personas tan serias y distantes que en algún momento se tenían que desmelenar.

SAM_0285

Cualquiera  podría estar de acuerdo en que una experiencia en el extranjero,  conviviendo bajo el amparo de una asociación juvenil con jóvenes de toda Europa, debería ser muy bonita y enriquecedora… pero otra cosa muy distinta es vivirlo. No me esperaba una organización de acogida tan grande, con tantos voluntarios alrededor que van y vienen. Cualquier conversación o intercambio de ideas se puede convertir en una fuente de inspiración, porque quien se embarca en este tipo de aventuras suelen ser personas con motivación e inquietud por desarrollar proyectos. Personas, herramientas e ilusión… un cóctel  con muchas posibilidades de desembocar en algo positivo.

Las posibilidades están ahí solo hay que dar los pasos, empezar a caminar decidiendo tu propio rumbo. Mi rumbo en este SVE es el que a mí me gusta porque en gran medida está diseñado por mí. Trabajar en el jardín botánico es una mezcla perfecta entre disfrutar y aprender en la naturaleza y  compartir momentos con persona. El poder trabajar con compañeros islandeses me ha ayudado a comprender este país y esta cultura, pero al mismo tiempo, por el jardín botánico de Reikiavik pasan grupos de voluntarios de corta duración, que cada dos semanas rotan dando al voluntariado un carácter más dinámico y multicultural. Escribir en Island shake te lleva a investigar y con ello conocer más este lugar, pero de igual manera es una herramienta para saciar la curiosidad personal que me despiertan otros temas. El empaque lo ponen los pequeños proyectos o iniciativas que van apareciendo con el trascurrir del voluntariado. Colaborar en la rehabilitación de un centro social, la limpieza del entorno, el 30 de mayo y nuestra cultura, echar una mano en la organización de festivales… muchas alternativas.

SAM_0169

Aun así, haga lo que haga, la contribución más grande y la repercusión más trascendental es la que va a mi mochila. Lo que estoy aprendiendo y viviendo durante mi voluntariado seguirá con migo en mi camino, y probablemente me ayudará a diseñar este mismo.

Empezando por Islandia, a estas alturas conozco suficiente sobre su historia, cultura, sociedad, política, sistema educativo… como para compartir este aprendizaje con mi entorno. Conocer otros sitios y otras formas de hacer las cosas siempre ayuda a comparar, aprender y  mejorar nuestra forma de proceder.

Al estar inmerso en un SVE ves de primera mano las posibilidades que el programa “juventud en acción” ofrece y las herramientas que pone a la disposición de los jóvenes europeos. Gracias a esta convivencia se generan muchas ideas, de las cuales, esperemos que algunas terminen desencadenando nuevos proyectos.

Aunque el islandés es el idioma oficial de este país, la mezcla de nacionalidades hace que inevitablemente el inglés sea el idioma vehicular en el que se desarrolla  el voluntariado. De esta forma esta experiencia se convierte en el  marco idóneo donde practicar  y mejorar el dominio del inglés. Se trata de un aprendizaje trasversal, que casi sin darme cuanta, ha ido dando sus frutos, y del que estoy muy satisfecho.

Y mientras estas habilidades lingüísticas van mejorando, las habilidades comunicativas verbales y no verbales hacen lo propio. Con la convivencia aprendes más sobre la cultura, el humor y la forma de ser de jóvenes europeos  procedentes de todos los rincones del continente. Entendiendo a los demás, como actúan y porque, llegas a comprender que los europeos tenemos más en común de lo que parece, porque la comunicación es la base del entendimiento.

Alejarse de casa y viajar, conlleva una filosofía y una forma de pensar que se retroalimenta. Cuanta más gente de distintos lugares conoces, más inquietud por descubrir estos  lugares se despierta en ti. Cuando visitas otros países de forma responsable y respetuosa las posibilidades de disfrutar y aprender del lugar aumentan.

Con la sensación de que mi paso por Island Shake e Islandia tendrá un peso importante en las próximas decisiones que tome, soy consciente de que debo exprimir a tope lo que queda de esta bonita experiencia, porque el tiempo vuela, y nosotros con él.

Comments

comments

Acerca de tino

Canario multicultural y proactivo. Optimismo por bandera, sensatez por receta!!

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top