Miércoles , 18 julio 2018
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
Mi segunda Semana Santa del año.

Mi segunda Semana Santa del año.

Hoy, acaba la Semana Santa ortodoxa en Chipre,  la fiesta más importante del año, así como es la Navidad para los cristianos. Quiero mostraros cómo se vive desde dentro esta Semana Santa,  para que conozcáis de cerca las costumbres religiosas que se han conservado aquí, y que le otorgan a esta festividad un carisma especial, íntimo y  familiar.2013-04-09 15.28.32

Son muchísimas las diferencias entre ortodoxos y cristianos. Para encontrar el origen de esta ruptura, hemos de remontarnos hasta el año 330, cuando se separan la Iglesia de Roma, conocida como Católica, y la Iglesia de Constantinopla, conocida como Ortodoxa. (Etimológicamente, ortodoxo significa “doctrina verdadera”, mientras que “católico” significa “universal”).

En Chipre, no manda el Papa ni existe el purgatorio, el Espíritu Santo proviene solamente del Padre y no creen que la Virgen naciera libre del Pecado Original. Además, la manera de santiguarse es distinta: de derecha a izquierda, por no hablar de que en las ceremonias no se reparten Hostias sino trozos de pan con levadura. Los sacerdotes pueden estar casados y sólo dar una misa al día, no existe la primera comunión y en el bautismo se sumerge la cabeza del niño/a  en vez de derramarle agua por encima. En cuanto a las iglesias, estas carecen de estatuas, los templos están repletos de iconos pintados en todos los rincones, y los rezos  son pronunciados en lengua  ArjaÍsusa, la lengua a la que se tradujeron los Evangelios, evolución del griego clásico.
Orthodox-Church-interior

La Semana Santa comienza el Jueves Santo, día de la crucifixión de Jesús,  también conocido como el “Miércoles Rojo”. En este día, se tiñen huevos duros de rojo y en los pueblos se decoran las calles con huevos de casi un metro de altura. La tradición consiste en que las familias llenan una cesta, manteniéndola en sus casas hasta el Domingo, día en el que cada uno coge un huevo y por parejas los van chocando. El huevo que no se rompe es el ganador, que vuelve a chocar el huevo con otro ganador, así hasta que se nombra al vencedor de ese año. Me cuentan que no tiene un especial significado pero que es una tradición muy divertida para todos.eggs

En cuanto al Sábado Santo, me levanté  a las siete de la mañana para llegar a la iglesia sobre las siete y media. Al llegar, la iglesia estaba casi llena, ya que es la misa de la Primera Resurrección.  Así que, con mis ojos de turista, observo: el coro, formado por seis hombres, no para de cantar, van a dar las ocho  y la gente empieza a mirar sus relojes, los niños están hiperactivos… todos se levantan de sus asientos, que no son bancos sino unas sillas replegables de madera, y, de repente, empiezan a golpear el asiento de las sillas contra el espaldar de la misma. El ruido, que resulta ensordecedor, se hace para  celebrar la resurrección de Jesús. Lo repiten dos veces más  mientras el coro no para de cantar, los niños se ponen súper contentos e insisten en  seguir golpeando las sillas, y, al poco, la iglesia empieza a vaciarse, aunque la ceremonia continúa  durante largo rato. Y es que, es necesario resaltar que las misas no tienen un principio y un final definidos;  la gente llega  y se va en horarios muy distintos.

Esa misma noche, es la misa de la  Segunda Resurrección,  sin lugar a dudas, la ceremonia más importante. No cabe ni un alfiler en la iglesia. Cada uno de los presentes, lleva una vela en la mano, incluido yo, la cual se coge a la entrada mientras se deja una ofrenda voluntaria. Llegado el momento, se apagan todas las luces de la iglesia menos la cúpula, que solemne ilumina tanta oscuridad. El sacerdote,  portador de  la llama que proviene directamente del cielo, sale  del altar con ella en lo alto y entonces ocurre algo espectacular: la treintena de personas que se agolpan a su alrededor para encender sus velas, van encendiendo las del resto de personas, creando un efecto en cadena que conlleva que, en pocos minutos, todos tengamos las velas encendidas. Fue muy bonito.2013-05-05 00.04.17

Otro detalle a destacar, es la entrada de cualquier ortodoxo al templo, muy diferente de lo que estoy acostumbrado a ver en el Catolicismo. En primer lugar, se santiguan uniendo tres dedos (pulgar, índice y corazón), en representación a Jesús, a Dios Padre  y al Espíritu Santo, y como ya dije antes, empezando por el hombro derecho.   Acto seguido, empiezan a saludar en estricto orden, besando al Santo de la iglesia, a Cristo y  luego a María, (dependiendo de la iglesia también a otros iconos o libros sagrados) y al terminar se vuelven a santiguar.  La salida se hace de la misma manera, repitiendo este proceso. Por tanto, como es lógico y como pude comprobar, se forman unas largas colas al entrar y salir de las ceremonias importantes.

Además de tales actos ceremoniosos, se realizan grandes comidas en familia, se baila y se canta, se hacen juegos tradicionales delante de la iglesia (conocidos por todos en Canarias, ya que hablamos del brilé, carrera de sacos, alerta al número, la gallinita ciega…), y  una tarde, todos los niños  se esmeran en recolectar madera  durante horas, construyen una montaña lo más grande posible  para, finalmente, realizar una  hoguera gigante, tan grande,  que además de llamar la atención de todos los que pasaban por allí, atrajo a la policía, a la que tuvieron que explicarle que todo estaba controlado y que no iban a incendiar el barrio.2013-05-10 15.18.37

Comments

comments

Acerca de Nauzet

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top