Lunes , 20 noviembre 2017
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
Lo más importante son las personas

Lo más importante son las personas

Antes de venir había escuchado de todo acerca del SVE, que es una fiesta, que conoces un montón de gente de todo el mundo, que es una de las mejores experiencias de la vida… Todo lo que había oído ha resultado ser cierto ;) En mi tercer mes en Palermo, a falta de dos meses de finalizar mi proyecto he decidido pararme y hacer una reflexión personal acerca de lo que he aprendido y de cómo lo estoy aprovechando. Aquí les dejo unas líneas.

Empiezo por InformaGiovani, mi asociación de acogida. Mi primera impresión es que es un poco caótica. No sé si porque es Italia, o Sicilia o por qué… pero la verdad es que aún no tengo muy claro quién trabaja aquí ni qué papel despeña cada uno. Están atravesando por malos momentos, (como casi todos los sectores relacionados con lo social, el voluntariado…) creo que solo hay una persona contratada, los demás son todo voluntarios que colaboran esporádicamente, por eso es tan difícil entender cómo funciona, quién hace qué… Tienen mucho trabajo, poco dinero, el futuro de la asociación es una incógnita… Voluntariado en tiempos revueltos.

II

Aún así es muy bonito el hecho de que haya tanta gente aquí colaborando sin pedir nada a cambio. Somos una generación que vive bajo la sombra de la crisis y a estas personas, casi todas ex voluntarias, este tipo de trabajo les cautivó y ahora intentan compaginar sus estudios o sus trabajos con colaboraciones con InformaGiovani. No les preocupa su futuro, les preocupa el futuro de todos nosotros.

Antes de venir también había escuchado que hacer un voluntariado te cambia la vida, que después de un voluntariado no puedes hacer una vida normal… Pues para muestra un botón, como serían mis compañeras de piso: Katya, que era periodista en Ucrania, hizo su voluntariado por un año aquí en Sicilia en el centro Anch’io trabajando con personas discapacitadas, ahora ha vuelto a Ucrania y está haciendo horas como voluntaria en un centro con personas discapacitadas. O mi otra compañera de piso Sasha que aunque acabó su voluntariado hace 3 años aún vive aquí porque se quedó enganchada a esto; Monica, mi mentora (la mejor), empezó siendo la mentora oficial de los voluntarios que llegaban a Palermo, ahora ya no hay dinero pero ella lo sigue haciendo por placer.

En cuanto a mi vida como voluntaria, mis tareas cotidianas, pues lo dicho, esta asociación es un poco caótica, por lo que tanto un día puedo tener que hacer una cosa como otra, pero me gusta. No me gusta mucho la rutina así que estoy encantada: Desde hacer el placement para los campos de voluntariado que informaGiovani hará este verano, estar sentada delante del ordenador y respondiendo mails en la oficina, un día puedo tanto ayudar en una mudanza como ayudar en un leader training, participar en un intercambio internacional, o limpiar un jardín público en un mini campo de voluntariado…
III

Sin duda mi tarea favorita es el curso de inglés para jóvenes en programas de justicia reparativa. Antes de empezar con el voluntariado en Tenerife daba clases particulares de francés y me encantaba, así que me gusta poder compartir mi experiencia y algunos trucos y consejos con el resto de “voluntarios profesores”. Es algo muy light, sólo juegos, role playing, números, colores… Sólo lo hacemos un día a la semana durante dos horas, y la verdad es que es un poco disparate porque siempre tenemos que pensar en actividades interesante, que capten su atención, aptas para los diferentes niveles de inglés que tenemos en el grupo, tenemos que estar preparados para tener un día solo 2 alumnos y a la semana que viene 7… Sin embargo me encanta. Todos los alumnos que tenemos son encantadores, es realmente bonito sentir que conectas con ellos, que te cuenten sus experiencias y ver cómo están madurando, cómo quieren afrontar un futuro mejor, cómo se interesan por aprender ingles… Un caso en concreto, Marco, un chico que no estaba nada motivado, venía a clase y siempre estaba con el móvil, el tablet, mirando el reloj, preguntando si podía ir al baño, a fumar… Hace un par de fines de semana hicimos un mini campo de voluntariado, era al final de un leader training y fue muy divertido. Fuimos con nuestros alumnos a Alcamo y estuvimos limpiando un jardín público junto con los participantes del leader training que  eran islandeses, croatas, griegos, españoles… Marco se lo pasó pipa. Conectó muy bien con un chico griego y con un chico croata con los que no sé cómo se tiraba todo el día hablando.  El otro día cuando hicimos el curso este chico apareció con una lista con vocabulario en inglés y en italiano que le habían escrito el griego y el croata… hablando en inglés, ayudando a los demás, contestando a todas nuestras preguntas… Fue algo increíble, no era el mismo Marco!

A mí por supuesto que el voluntariado también me está cambiado la forma de ver la vida. Es gracioso cómo te puedes encontrar con tanta gente tan diversa y compartir sus sueños, sus ideales, descubrir que no hace falta internet para vivir, que da igual si tienes que compartir un dormitorio,  que con 260€ se puede llegar a fin de mes haciendo cosas interesantes todos los días, darme cuenta de que muchas de las cosas que creía necesarias no lo son en absoluto, y que lo más importante son las personas, todas las personas a las que ayudamos, todas las personas que he conocido y que de algún modo han dejado un huella en mí, en mi manera de pensar, de ser, de actuar, en mis expectativas del futuro, en darme cuenta de cómo cada día hay que intentar mejorar y superarse a sí mismo.

IV

Así que sin duda animo a todo aquel que esté dudando a que se apunte a un voluntariado. Ahora el mundo nos necesita más que nunca ;)

Comments

comments

Acerca de Laura

Como diría mi amigo Alejandro, soy una "romántica de la vida". Me encanta viajar y descubrir sitios nuevos, sus gentes, sus costumbres, aprovechar y aprender de cada experiencia y sobre todo disfrutar de cada pequeño detalle y de los placeres más sutiles del día al día...

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top