Viernes , 21 septiembre 2018
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
Isleños por el mundo

Isleños por el mundo

Los isleños siempre han tenido la fama de tener un carácter relajado y social. En el tiempo que llevo  por aquí, puedo decir que el carácter de los madeirenses y los tinerfeños tiene bastantes semejanzas. Desde que llegué a Madeira mis personas de apoyo, aparte de las compañeras de trabajo, han sido mis compañeros de piso, que normalmente suelen ser las vías de contactos más rápidas cuando llegamos nuevos a una ciudad. Gracias a ellos he podido entrar en contacto con gente residente de Madeira y poder conocer un poco más sus caracteres. Madeira y sus gentes tienen una personalidad con la que me siento muy cómoda, son naturales, amables y dicharacheros.

En Madeira se vive una realidad parecida a Canarias como ya comenté y muchos de los jóvenes que aquí viven se encuentran en situaciones de busqueda  empleo o trabajando en empleos del sector predominante, el turístico. Otros se han planteado emprender, lo que conlleva mucha responsabilidad e iniciativa y no todos están por la labor de correr ese riesgo. El estímulo de muchos a la hora de encontrar un trabajo conveniente a  sus demandas es tener el claro razonamiento de que cuantas más aptitudes tengan y  más cualificados estén, más probabilidad de encontrarlo, y eso sería lo lógico, claro. Pero la realidad está siendo un poco más exigente.

Echando un vistazo a mi alrededor, pocos son los jóvenes isleños que se han atrevido a dejar su isla al plantearse la necesidad o beneficio que puede tener una experiencia fuera de su entorno. Acostumbrados a vivir en las islas, territorios aislados del continente y dentro de los límites físicos que ello presenta, no mostraban demasiado interés para salir viendo este cambio de residencia como un plan B debido las dificultades y temores que conlleva.

Aunque existe un gran número de isleños que no han salido del país o hasta incluso de su Archipiélago por diversos motivos, existe también un gran número de jóvenes que si tienen esa curiosidad por descubrir y viajar a otros países. Ahora cada vez más se lo plantean porque viven en su propia piel la dificultad que está teniendo encontrar un trabajo acorde a sus exigencias y estudios o simplemente un empleo. Muchos jóvenes están dando estos primeros pasos fuera de casa a través de convenios de prácticas en el  extranjero lo que facilita estos desplazamientos a los jovenes y  aunque no es una formación necesaria, contribuye al crecimiento profesional posicionándolo en mejores lugares a la hora de encontrar un empleo. Los jóvenes que recurren a este tipo de intercambios suelen ser personas con mucha iniciativa, sin miedo a lo desconocido y con mucha motivación. Otros se lanzan a la aventura en busca de trabajo por Europea comenzando con empleos de sector servicios durante el tiempo que buscan algo más acorde a sus requisitos, pero como ya he comentado se trata de una minoría de jóvenes isleños los que dan estos pasos. En mi caso, llevo ya algunas experiencias  fuera de casa y muchos amigos me dicen, “Yo no tendría tu valor para irme sola/o” o “No me llama la atención vivir esa aventura o salir, estoy a gusto donde y como estoy”. Por lo que sea por comodidad, miedos o lo que fuere,  esta situación está bastante normalizada entre los isleños.

Sea como sea lo que algunos pueden ver como una locura yo considero que una experiencia en el extranjero sin duda facilita y promueve la integración y movilidad laboral y da a conocer cómo se trabaja en un ambiente multicultural y sería recomendable favorecer  iniciativas que impulsen estos programas internacionales. Y por último recomendar muy mucho a todos que se aventuren en una experiencia del tipo SVE o cualquier oportunidad que se les presente, sin poner impedimentos, ya que los limites que nos marcamos muchas veces, no son más que una posibilidad, no una realidad.

Comments

comments

Acerca de Alicia

dkn7Hdm

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top