Sábado , 19 agosto 2017
Novedades
Estás aquí: Inicio » Página » Nuestros Voluntarios
Il Mercato di Ballarò y la Boutique Basura

Il Mercato di Ballarò y la Boutique Basura

El mercado de Ballarò es uno de mis sitios preferidos de Palermo. Un zoco en plena ciudad. Es el más antiguo, existe desde el s.XVI, y aunque el más popular entre los turistas sea el mercado de Vucciria, el de Ballarò es sin duda el más auténtico.

En él se puede encontrar fruta y verdura fresca y con una pinta y unos colores que da alegría verlas, además carne, pescado, todo tipo de quesos, especias, frutos secos, artículos para la casa, productos de limpieza, ropa… Si vas por la mañana escucharás a los vendedores que aún están a tope y tienen energía para gritar sus ¡PREGO SIGNORINA! ¡BUONISSIMO! ¡FRESCHISSIMO!

Aunque también es interesante pasar por allí hacia el mediodía cuando estudiantes y trabajadores almuerzan en los puestitos el típico panino con la milza (parte del estómago del cerdo que se cuece con la grasa del cerdo y se come en bocadillo con limón y queso rallado) o de panelle (la opción vegetariana con  “hamburguesas” de harina de garbanzo),  buenísimos y a precios de risa.

panino-con-la-milza-e

Además por las noches se convierte en la zona de marcha más pintoresca de la città, donde se empieza a beber antes de pasar a mayores. Cervezas grandes por 1’5€, música y una fila de mesas y sillas al aire libre para sentarse y hablar con el que te toque sentado al lado.

La semana pasada mi compañero de piso, Alfredo, quería comprar una máquina para raparse el pelo y una de las chicas del piso nos dijo que si queríamos encontrar cosas buenas bonitas y baratas teníamos que ir a Ballarò un domingo por la mañana muy temprano. Resulta que los domingos a partir de las 5 de la mañana montan una especie de rastrillo  donde se puede encontrar de TODO, cuadros, vestidos de novia, juguetes, electrodomésticos…

El plan inicial era salir de marcha y aguantar hasta las 5 de la mañana para desayunar e ir a Ballarò de los primeros para encontrar la mejor mercancía, total que ni de broma aguantamos y al día siguiente acabamos llegando a Ballarò a las 2 de la tarde… Obviamente ya casi no quedaba nadie y los cuatro o cinco vendedores que aún estaban por allí ya recogían sus puestos… Alfredo y yo ya medio desanimados decidimos dar un paseo para ver más o menos por qué calles se hacía el rastrillo y volver al domingo siguiente mejor preparados. Estábamos callejeando cuando nos dimos cuenta de que había muchísimas personas mirando en los contenedores de basura… ¿pero qué hacen? ¿qué estarán buscando? En todas las calles gente mirando y sacando cosas fuera de los contenedores,  cuando nos fijamos bien vimos que eran las cosas del mercadillo! Así que “allá donde fueres, haz lo que vieres”, nos metimos de cabeza en uno de los contenedores más concurridos y mamma mia! Aquello era como la sección de oportunidades del Corte Inglés, yo me conseguí un suéter y una rebeca monísimos que, tras 3 o 4 lavados, en Tenerife bien costarían más de 20€ en cualquier tienda vintage, Alfredo se agenció una rebeca y un maletín para llevar el portátil, no consiguió la máquina de rapar, pero después de semejante hallazgo ya ni se acordaba de ella…

pinocchio_mercato_pulci

Aún no entiendo por qué hacen eso, no sé si es que a los vendedores les da más pereza volver a guardar las cosas y llevárselas para casa que tirarlas a la basura o qué sucede… Lo que tengo claro es que el próximo domingo volveremos de shopping a la Boutique Basura.

 

Comments

comments

Acerca de Laura

Como diría mi amigo Alejandro, soy una "romántica de la vida". Me encanta viajar y descubrir sitios nuevos, sus gentes, sus costumbres, aprovechar y aprender de cada experiencia y sobre todo disfrutar de cada pequeño detalle y de los placeres más sutiles del día al día...

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top